Hasta hace muy poco la manera habitual de publicar vídeos en nuestros contenidos web, y también en redes sociales era de la mano de los conocidos YouTube o Vimeo.

Subíamos el vídeo a una de esas redes y posteriormente compartíamos el enlace que nos daban, o el código para «embeberlo» dentro de nuestra web o blog. Este gesto facilitaba la publicación y sobre todo nos liberaba de tener que almacenar pesados vídeos en nuestro servidor y a nuestros usuarios perder el tiempo (y los datos) descargándolos. Y además este sistema nos mantenía cautivos del formato apaisado (16:9) propio de estas redes.

Llegaron las historias y el vídeo se puso de pie

Con la llegada de las «historias» a las principales redes sociales el formato vertical tomó el protagonismo. Y no es para menos. La inmensa mayoría de las visualizaciones las realizamos desde el móvil y este normalmente se mantiene de pie en nuestras manos. Y los vídeos que tanto se ven en esas historias comenzaron a ganar protagonismo.

Sucede que a veces queremos compartir el esfuerzo que nos ha supuesto la creación y edición de nuestro vídeo publicándolo en tantos sitios como sea posible: historias, post, web. Y evidentemente el resultado de publicar nuestro vídeo vertical desde las plataformas YouTube o Vimeo tiene unos efectos estéticos bastante indeseables.

Código, plugins y vídeos … ¡y Canva!

¿Cómo solucionarlo? Si nuestro vídeo es realmente ligero y hablando de web podemos hacerlo directamente, publicándolo en la web a través de los módulos vídeo que, por ejemplo, trae casi por defecto el popular WordPress y sus temas. Esta opción es totalmente inapropiada si el vídeo pesa mucho. Penalizaremos nuestro almacenamiento y tráfico contratado (cada minuto de grabación en calidad 720p HD a 30 fps ocupa/tiene un peso de 60 MB, en 4K, 375 megas!!!!.) y perjudicaremos a nuestros usuarios con una descarga lenta y pesada.

Canva nos ofrece una propuesta que coge lo mejor de las soluciones existentes de una manera sencilla y gratuita: su botón «insertar«

Publicado a partir del enlace de YouTube

  • Pésima visulaización (bandas negras).
  • Enlaces a YouTube con posibilidad de distraer al usuario.
  • No ocupa espacio y se visualiza con mucha fluidez (ancho de banda YouTube).

Publicado a partir del módulo VÍDEO de Divi

  • Posibilidad de aplicar muchos estilos y adaptarlo estéticamente a nuestro sitio.
  • Consume espacio de almacenamiento y tráfico de nuestro plan de hosting.
  • Edición que puede ser compleja fuera de los módulos WordPress.

Publicado a partir de la opción insertar de Canva

  • No consumimos ni espacio ni tráfico de nuestro servicio de almacenamiento.
  • Fácilmente editable desde el propio Canva.
  • Logotipo de Canva presente.

¿Cómo usar Canva para publicar vídeos en la web?

En el siguiente vídeo os explico cómo insertar los diferentes tipos de formato de vídeo (YouTube, vídeo original y a través de Canva) en nuestro sitio web.

Pin It on Pinterest

Share This